miércoles, 1 de abril de 2015

No dejes de caminar

Quizás sientas el presagio de la incomprensión cuando tu voluntad decide dar un paso más. Quizás nos enseñaron a tener miedo para dotar de comodidad a la triste mezcla de grises a la que se llama costumbre.
Cuando dudes observa en silencio.
Mírate al espejo del día y pregúntate a ti mismo si es así como quieres ser.
No te mientas, aprende a respetarte y se consecuente con tus anhelos. Te aseguro que hay vida tras las fronteras de la osadía. Y también sé que está repleto de lamentos el purgatorio de los que dejaron plantados sus ideales.
Si un temblor de tierra has sentido en tu pecho afirmando la justa senda de tu camino, que nadie se atreva a ponerle palos a la rueda de ese destino que espera.

Comparte