martes, 16 de febrero de 2010

¡La poesía clama revolución!
Cien gargantas de poetas sufren
arcadas ante el hedor
de la oficial pamplinada.
El arte encarcelado,
 la creación retenida
 entre rejas de corbata.
 ¡Revolución!
Exilio cerebral
a los que se pasan
por las nalgas la Cultura
tras la foto de rigor.
¡A las armas los versos!
hipócritas a la palestra,
¡Poética Revolución!

(Gustavo Villalba; del libro "Aquello que nos reservamos", Colección Trabarte de Poesía nº 1)

Comparte