sábado, 11 de junio de 2016

Palabras de hija, paseo del alma.

-Enséñame rincones de roca y luz, demos un paseo nocturno por calles nuevas y deja que sepa volver a casa, que sea yo quien te guíe con mi emocionada ilusión. Busquemos marcas de esas de los maestros que labraron la piedra y juguemos a descubrir un planeta donde la hora de acostarse se dé un abrazo con el despertador. Vamos a sentirnos libres 
para sentarnos o caminar por un sendero u otro...y si me equivoco dímelo, pero dame la ocasión de intentarlo de nuevo por mí misma, con una sonrisa tuya bastará para darme la confianza que necesito...
Y después de pasar el calor o el frío que queramos, tomemos un vaso de leche caliente antes de dormir.
Mañana quizás inventemos más planetas, o calles, o rincones donde esté prohibido ser como los demás.
-Sí, mi joven aprendiz... he escuchado tu mirada. Vayamos, a respirar el hoy en cada paso y jugar con el alma en cada piedra.


Comparte