lunes, 30 de noviembre de 2015

Ya es hora de Ser

Ya es hora de Ser
en tanto que la Vida me regale mañanas 
y me queden miradas que vayan más allá.
Es tiempo de elocuencias silenciosas
-despachar al tribunal popular que nos juzga
es llave maestra de libertad-
y de verdad, me son indiferentes sus procesos.
Es hora de Ser,
de poder pararme en mitad del mar
a comer una docena de sueños recién hechos,
de afirmar o negar a voluntad
dejarme mojar por la lluvia si yo quiero
o esperar a que salga el Sol
bajo el toldo del tiempo sin tic-tac.
Ya es hora...
de que lloren los injerentes jueces
y sonrían por fin los reos.

Comparte