domingo, 22 de abril de 2012



Un año que te fuiste, Hermano mío, y el dolor sigue latente en mi mirada,
 tu ausencia es una sima en mi camino...

Comparte