lunes, 4 de octubre de 2010

Gracias Carol

Nunca se sabe cuándo se va a encontrar uno con una Hada... y en el sitio más insospechado aparece...que se lo pregunten a mi pequeña Gacela... el caso es que descubrimos a Carol revoloteando y esparciendo su alegría en el Sephora de la puerta del Sol y estas palabras son para ella, con nuestro cariño y amistad.
Un saludo Carol.

Comparte